Pagina con criterios básicos acerca de la Investigación dirigidos a los estudiantes como guía de trabajo sugerida.

Junio, 2009

Martes, 2 Junio 2009 12:00:42 GMT

CAPITULO II MARCO TEORICO

ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACION

¿Qué son los Antecedentes de la Investigación?

Son indagaciones previas que sustentan el estudio, tratan sobre el mismo problema o se relacionan con otros. Sirven de guía al investigador y le permiten hacer comparaciones y tener ideas sobre cómo se trató el problema en esa oportunidad. Los antecedentes están representados por tesis de grado, postgrado, doctorales y otros trabajo de investigación de cualquier casa de estudios universitaria u organización empresarial.

Esta sección se refiere a “¿qué se ha escrito o investigado sobre el particular?”, o lo que es lo mismo, se trata de la revisión de investigaciones previas relacionadas de manera directa o indirecta con la investigación planteada.

Se trata de determinar aquellas investigaciones que se vinculan directamente con el motivo de estudio, expresando un pequeño germen de sus logros. En el caso de trabajos caracterizados por ser novedosos, será necesario hacer alusión a aquellos que de alguna manera puedan tener lazos de unión con el que se espera desarrollar o entrevistar a expertos en la materia.



En: No Categorizado
Permaenlace: CAPITULO II MARCO TEORICO
Comentarios: 4
Leído 32155 veces.



Martes, 2 Junio 2009 11:58:50 GMT

JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACION

La justificación

es la sección de tu trabajo de grado donde expresas el porqué de tu estudio, la razón de ser de su realización.

Consiste en indicar las razones de peso que tiene el investigador para el estudio del problema, el porqué se realiza el estudio y a quién beneficia. Aquí se debe destacar tres aspectos:

Ø El teóricos.
Ø El práctico, y
Ø El Metodológico

El Aspecto Teórico : está centrado en presentar las razones teóricas que justifican la investigación, es decir, señala todos los conocimientos que brindará el trabajo sobre el objeto investigado.

El Aspecto Práctico : indica la aplicabilidad de la investigación, su proyección en la sociedad, quienes se benefician de ésta, ya sea una organización o grupo social.

El Metodológico : indica el aporte de la investigación a otras investigaciones así como el diseño utilizado.

Es necesario que cuando plantes la justificación de tu investigación dejes bien en claro en que se basa su importancia, que beneficios genera y a quién, cuales son sus aportes . Además toma en cuenta los siguientes criterios de justificación para que los analices y verifiques si tu investigación los satisface.

Si las soluciones a las que llegan resuelven la problemática planteada tu investigación posee utilidad práctica y se justifica por ello.

Si la investigación o sus resultados generan nuevos conocimientos, ya sea por descubrimientos o por el planteamiento de nuevas teorías, por el conocimiento en si mismo que genera, entonces posee utilidad metodológica.

Si se crea una nueva metodología o procedimiento posee utilidad metodológica.

Además debes evaluar su relevancia social en cuanto a los aportes sociales que genera para un grupo humano en específico, para una comunidad o para la sociedad.

Ahora bien, ten presente que la justificación del estudio no se hace con todos estos criterios, basta que cumpla sólo uno y ya está justificada.



En: No Categorizado
Permaenlace: JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACION
Comentarios: 1
Leído 1972 veces.



Martes, 2 Junio 2009 11:52:11 GMT

OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN (GENERAL Y ESPECIFICOS)

El Objetivo General y los Objetivos Específicos

Los objetivos de la investigación es donde se expone de manera clara y precisa el logro que se desea obtener con la realización de ésta, los mismos se clasifican en General y Específico.

En esta sección se establece “qué pretende la investigación”, representan lo que se quiere hacer, lograr o, simplemente, analizar. Hay investigaciones que buscan, ante todo, resolver un problema en especial y otras que tienen como objetivo principal probar una teoría o aportar evidencia empírica a ésta.

Los objetivos, por tanto, representan las guías del estudio y su alcance es determinante para el investigador. Deben expresarse con claridad y susceptibles de ser alcanzados. Por otra parte, vienen dados en función del título y el planteamiento del problema y son declaraciones relativas a ¿qué?, ¿cómo?, ¿para qué? se tomo esa situación o problema en particular para desarrollar la investigación.

Deben ser redactados en tiempo infinitivo (por ejemplo: determinar, analizar, verificar, entre otros) y la intención del investigador es el logro de los mismos. Es conveniente plantearse solamente aquellos objetivos de los cuales se tiene certeza de su cumplimiento.

Se recomienda no utilizar los siguientes verbos: conocer y comprender, ya que pueden considerarse ambiguos y su interpretación puede confundir al lector.

Los objetivos de la investigación tiene que reunir las siguientes características:

• deben estar redactado con claridad;

• deben comenzar con un verbo en infinitivo;

• deben ser alcanzables;

• deben contener además de la actividad, una finalidad;

• deben estar dirigidos a la obtención de conocimientos;

• cada objetivo de aludir a un logro.

Los objetivos se estructuran de la siguiente manera: Objetivo General y Objetivos Específicos.

El Objetivo General: lo constituye el enunciado global sobre el resultado final que se pretende alcanzar (¿qué?, ¿dónde?, ¿para qué?). Precisa la finalidad de la investigación, en cuanto a sus expectativas más amplias. Orienta la investigación. Son aquellos que expresan un logro sumamente amplio y son formulados como propósito general de estudio. Su redacción guarda mucha similitud con el título de la investigación.

Los Objetivos Específicos : representa los pasos que se han de realizar ara alcanzar el objetivo general. Facilitan el cumplimiento del objetivo general, mediante la determinación de etapas o la precisión y cumplimiento de los aspectos necesarios de este proceso. Señalan propósitos o requerimientos en orden a la naturaleza de la investigación. Se derivan del general y, como su palabra lo dice, inciden directamente en los logros a obtener. Deben ser formulados en términos operativos, incluyen las variables o indicadores que se desean medir. Las causas del problema orientan su redacción.

Los objetivos como ya se ha dicho, se deben formular empleando verbos en tiempos infinitivos (observar, analizar) y han de expresar una sola acción por objetivo; deben estructurarse en secuencia lógica, de lo más sencillo lo más complejo. Es vital que los objetivos enunciados en la tesis o monografía sean alcanzados o logrado durante la realización de la misma.

Los objetivos deben expresarse con claridad para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación y deben ser susceptibles e alcanzarse; son las guías el estudio durante todo su desarrollo deben tenerse presente, además tienen que ser congruentes entre si.

También es necesario tener en cuenta que durante la investigación pueden surgir objetivos adicionales, modificarse los objetivos iniciales e incluso ser sustituidos por nuevos objetivos, según la dirección que tome la investigación.

Los niveles de los objetivos son los siguientes:

NIVELES DE LOS OBJETIVOS

ACCIÓN

SIGNIFICADO

PERCEPTUAL

  • EXPLORAR
  • Indagar
  • Revisar
  • Observar
  • Registrar
  • DESCRIBIR
  • Codificar
  • Enumerar
  • Codificar
  • Clasificar
  • Definir

APREHENSIVO

  • COMPARAR
  • Diferenciar
  • Asemejar
  • Cotejar
  • ANALIZAR
  • Desglosar
  • Criticar

COMPRENSIVO

  • EXPLICAR
  • Entender
  • Comprender
  • PREDECIR
  • Preveer
  • Pronosticar
  • Predecir
  • PROPONER
  • Plantear
  • Formular
  • Diseñar

INTEGRATIVO

  • MODIFICAR
  • Cambiar
  • Aplicar
  • Mejorar
  • CONFIRMAR
  • Verificar
  • Demostrar
  • Probar
  • EVALUAR
  • Valorar
  • Estimar
  • Ajustar

QUÉ SE QUIERE SABER?

¿QUÉ OBJETIVO PLANTEAR?

¿Cómo Es? ¿Quiénes Son? ¿Cuántos Hay?

Describir: Codificar, Enumerar, Clasificar, Identificar, Diagnosticar.

¿Qué Diferencia Hay Entre Estos Grupos?

Comparar: Asociar, Difereciar.

¿Cuáles Son Los Elementos Que Componen Este Fenómeno?

Analizar: Criticar.

¿Por Qué Ocurre Este Fenómeno? ¿Cuáles Son Las Causas Que Lo Originaron?

Explicar: Entender, Comprender.

¿Cómo Se Presentará Este Fenómeno Dada Las Siguientes Circunstancias?

Predecir: Preveer, Pronosticar.

¿Cuáles Deben Ser Las Características De Este Proyecto Que Me Permitan Lograr Los Objetivos Xxx?

Proponer: Plantear, Formular, Diseñar, Proyectar, Crear, Programar.

¿Qué Cambios Se Pueden Producir En Este Fenómeno Con La Aplicación De Este Programa?

Modificar: Cambiar, Organizar, Mejorar, Promover.

¿Existe Relación Entre Estos Dos Factores?

Confirmar: Verificar, Comprobar, Demostrar.

¿Hasta Qué Punto El Diseño De Este Programa Está Alcanzando Los Objetivos Propuestos?

Evaluar: Valorar.



En: No Categorizado
Permaenlace: OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN (GENERAL Y ESPECIFICOS)
Comentarios: 3
Leído 6376 veces.



Martes, 2 Junio 2009 11:46:15 GMT

COMO ELEGIR EL TEMA DE INVESTIGACIÓN

EL TEMA DE INVESTIGACIÓN

a) Buscar un Problema de Investigación que Resulte de Real Interés para el Tesista:

Aunque parezca obvio, es indispensable recordar que una tesis implica un esfuerzo considerable, pues normalmente se exige de ella un nivel de calidad al que -por supuesto- no está acostumbrado el estudiante. Este deberá apelar a todas sus capacidades para lograr superar los escollos, diversos e imprevistos, que se le irán presentando. Probablemente tenga que sumergirse en su desarrollo durante un tiempo nada breve, que puede oscilar entre algunos meses y un par de años. Todas estas dificultades se simplifican enormemente si se posee un sincero y auténtico interés hacia el tema sobre el cual se investiga y se escribe. Si realmente deseamos conocer la respuesta a los interrogantes que se plantean en nuestro proyecto, si -insistimos- existe una efectiva curiosidad intelectual por saber cuál será el resultado de nuestra indagación, haremos entonces casi todas las tareas con gusto, sin que nos pesen demasiado, logrando concentrar mucho mejor nuestras energías.
Es por eso que al realizar el examen de las posibilidades que se le abren en concreto, el tesista debe tratar de asumir de manera consciente el verdadero alcance de sus intereses subjetivos, de lo que en propiedad le interesa o le desagrada. Lo mismo es válido no sólo para las tesis sino, naturalmente, para cualquier trabajo de investigación.

b) Escoger una Temática Conocida:

Una tesis se propone, entre otros fines, aportar nuevos conocimientos a alguna disciplina del saber humano. Por más que tal meta no se tome de un modo totalmente estricto y que se acepten ciertas limitaciones en este objetivo central, siempre se requerirá de un esfuerzo de creación intelectual relativamente amplio, que supone el conocimiento de lo ya existente en la materia a trabajar. Resulta claro, entonces, que es preciso conocer de un modo bastante acabado el ámbito en que se habrá de desarrollar la investigación: no se puede pretender aportar "nuevos" conocimientos si no se tiene una idea bien definida acerca de cuáles son los ya existentes.

Por ello, naturalmente, conviene centrar nuestro problema de investigación dentro de un área temática que nos resulte, de algún modo, bastante familiar. Tal conocimiento puede provenir de lecturas sistemáticas, de cursos o seminarios en que se haya participado o de haber realizado un trabajo práctico en el campo de acción correspondiente. En todo caso no hay que desdeñar la ventaja que esa plataforma de conocimientos significa y es preciso, al contrario, saberla utilizar. No es fácil, aún así, llegar a producir aportes al desarrollo de una disciplina, porque esto significa en cierta forma haber alcanzado una especie de frontera en cuanto al saber existente en el terreno que se estudia. Por eso es que recomendamos a todo tesista evaluar el estado actual de sus conocimientos, para evitar un trabajo de estudio y actualización que puede llegar a resultar desmesurado y para eludir otro riesgo, de lamentables consecuencias: encontrar, en el curso de la investigación, que ya se ha realizado un estudio casi idéntico. Hay que recordar siempre, pues, que plantear adecuadamente un problema de investigación implica conocer a fondo el área temática en que el mismo se ubica.

Si el estudiante no tiene la menor idea de qué son los QUASARS, por ejemplo, o si posee acerca de tales objetos conocimientos que apenas si superan el nivel de la divulgación científica, será imposible que se plantee más que interrogantes generales, poco interesantes en definitiva, que ya seguramente han resuelto los especialistas o que no se pueden esclarecer todavía porque falta la indispensable acumulación de conocimientos al respecto.

En el campo de las ciencias sociales se produce además otro fenómeno, de perturbadoras consecuencias: el investigador novel tiene a veces la impresión de que domina un cierto tema, o de que puede hacer sobre el mismo interesantes reflexiones. Pero, una vez que lo aborda seriamente, comprende que tiene sobre ello apenas algunas prenociones, vagas e inconexas, que conforman más una posición ideológica que una sólida teoría. Esto es frecuente si se piensa en objetos de estudio tales como el hábito del consumo de drogas, la corrupción administrativa, las desigualdades sociales o la conducta sexual, donde todos parecemos tener ya una posición tomada. En estos casos, inusuales en el ámbito de las ciencias naturales, es conveniente que el estudiante haga una prudente consulta bibliográfica aún antes, siquiera, de emprender la elaboración de una monografía.

c) Buscar Areas de Trabajo en las que Pueda Contarse con una Ayuda Efectiva:

Esta recomendación, como las otras, parece realmente elemental y poco discutible. Pero estamos tan acostumbrados a ver el caso de estudiantes que se empeñan en lograr lo inalcanzable que no dudamos en dedicar unos pocos párrafos a este simple pero eficaz consejo. Son varios los elementos a los que nos referimos en este caso, todos ellos directamente relacionados con los diversos recursos que son necesarios para emprender una investigación. Veamos esto con un poco más de detalle.

Un primer elemento a considerar es la disponibilidad de datos pertinentes a la cuestión en estudio. Si estos escasean o son difíciles de hallar, en principio, estaremos ante un interesante desafío que puede incluso realzar el valor de la tesis a efectuar. Pero, más allá de cierto punto, tal dificultad se puede convertir en una muralla imposible de escalar, especialmente con los limitados recursos materiales que habitualmente posee un tesista. Por ello aconsejamos un poco de lo que suele llamarse realismo: conviene dejar para otra oportunidad tan ambiciosas metas y encaminar nuestros esfuerzos hacia problemáticas tal vez algo menos originales, pero en todo caso factibles de explorar dentro de las condiciones existentes. Lo mismo podríamos decir, prácticamente, en cuanto a la disponibilidad de otros elementos que en ocasiones resultan indispensables para el desarrollo de una indagación científica: existencia de laboratorios, materiales y equipos, ayudas financieras para la realización de trabajos de campo, acceso a fuentes de documentación o a personas que poseen información que no está disponible en fuentes secundarias, etc.

Lo anterior tiene relación, básicamente, con lo que podríamos llamar los aspectos materiales de la investigación. Pero hay otro elemento que en ocasiones suele pasar inadvertido, aunque siempre incide en el adecuado desarrollo de una tesis: estamos hablando de la presencia activa de un tutor, en el pleno sentido de lo que significa ese importante rol. Si el tesista tiene la oportunidad de contar con alguien capaz de orientarlo desinteresadamente en su trabajo y que, respetando sus inclinaciones y puntos de vista, sea capaz a la vez de apoyarlo de modo constructivo, conviene que busque el modo de mantener una relación de trabajo tan fructífera y positiva.

Es cierto que una feliz combinación de cualidades como la mencionada no se suele encontrar con frecuencia. Pero, en todo caso, conviene tener presente que es mejor hacer ciertas concesiones en materia de elección temática que intentar trabajar sin el concurso de las orientaciones que puede proporcionar una persona más experimentada. Un tutor que trabaja con desgano, sólo como en respuesta a una designación administrativa, o uno que busca simplemente en el tesista una especie de dócil continuador de sus puntos de vista, se convierte en un lastre, en un impedimento que hace aún más difíciles las de por si complejas tareas de toda investigación. De allí que sea conveniente que el tutor también posea algún interés personal en el área del trabajo de modo que pueda compartir cierto entusiasmo por la labor que se efectúa.

d) Seleccionar un Tema Bien Concreto y Accesible:

Es pertinente recordar aquí que la ciencia ha progresado casi siempre por medio de la acumulación de aportes individualmente reducidos, no a través de bruscos saltos en que se replantean todos los conocimientos anteriores o se construye desde sus raíces una nueva teoría. De allí que el pensamiento científico se ocupe primordialmente de resolver problemas concretos de conocimiento, es decir, específicos y bien delimitados. Por ello es necesario que el investigador haga un esfuerzo para ir acotando el área dentro de la cual habrá de plantear su pesquisa, porque de ese modo podrá formular un problema de investigación que sea efectivamente capaz de resolver.

Para lograr lo anterior es preciso, como decíamos, conocer ya en cierta medida las áreas que son posible objeto de nuestro interés: sólo de ese modo podrá encontrarse una delimitación que resulte apropiada tanto teórica como prácticamente. Lo primero significa que la delimitación temática no debe ser arbitraria, para de esa manera restringirse a un campo del saber que tenga coherencia interior. Si el tema de un trabajo es, por ejemplo, la balanza comercial de un país, no podrá dejarse de lado -razonablemente- el estudio de la cotización internacional de su moneda, puesto que este último aspecto incide decisivamente sobre el anterior. El sentido práctico de la delimitación es, en cambio, bastante más evidente: se comprende que no resulta necesario ni posible hacer un estudio de actitudes frente al aborto en todas las poblaciones de una nación con los recursos habitualmente limitados de un tesista.

Conviene al estudiante, entonces, no desdeñar aquellas posibilidades de trabajo que pueden parecerle tal vez un tanto simples, como carentes de vuelo, si en los demás respectos ellas son adecuadas para iniciar una investigación provechosa. De este modo logrará conocer mejor el campo de conocimientos en que se desenvuelve, pues la restricción de su amplitud permitirá una más completa y eficaz búsqueda bibliográfica. Tendrá ocasión también de evitar que su investigación adquiera proporciones desmedidas, pues siempre en el desarrollo de un trabajo encontramos que las cosas resultan más complejas de lo que inicialmente parecían. Y, por último, aunque no menos importante, estará en mejores condiciones para plantearse un problema accesible, que pueda ser resuelto mediante sus propios esfuerzos intelectuales.



En: No Categorizado
Permaenlace: COMO ELEGIR EL TEMA DE INVESTIGACIÓN
Comentarios: 4
Leído 2926 veces.



Martes, 2 Junio 2009 11:43:13 GMT

TITULO DEL TRABAJO

TITULO

Una vez que haz formulado el problema y establecido los objetivos de la investigación ya puedes darle un título a tu trabajo, es una tarea simple, consiste en escribir el objetivo general pero sin el verbo en infinitivos, tal como se muestra en el siguiente ejemplo:

Objetivo General

Analizar la incidencia de la variación del índice de variación de precios en el nivel de rentabilidad de la empresa Montezul durante el período 2005 – 2006.

Posibles títulos:

Estudio Analítico de la Incidencia de la Variación del Índice de Variación de Precios en el Nivel de Rentabilidad de la Empresa Montezul Durante el Período 2005-2006.

O también puede ser:

Análisis de la Incidencia de la Variación del Índice de Variación de Precios en el Nivel de Rentabilidad de la Empresa Montezul entre los años 2005 y 2006.



En: No Categorizado
Permaenlace: TITULO DEL TRABAJO
Comentarios: 0
Leído 1528 veces.



Martes, 2 Junio 2009 11:39:28 GMT

CAPITULO I Formulación del Problema

FORMULACIÓN DEL PROBLEMA.

La formulación del problema no es más que la expresión del mismo en interrogantes, puede hacerse en una única pregunta o en varias.

La formulación del problema es la fase terminar del planteamiento, es decir, después que se ha contextualizado, ubicado en el espacio-tiempo y estableciendo las relaciones causa-efecto y efecto-consecuencia, así como haber determinado los actores que participan en el mismo, se sintetiza en interrogantes de investigación, es decir, se expresa como todo problema, en preguntas.

Existes diferencias de estilos en cuanto a la ubicación de la formulación del problema, una señala que debe ir insertada dentro del texto del planteamiento del problema, mientras que existe una posición, la cual apoyo éste tutor, que considera que es mejor darle claridad a la formulación del problema y por ende debe colocarse en una sección aparte bajo el título de Formulación del Problema, en donde se insertan todas las interrogantes de investigación.

Por otro lado, no es recomendable utilizar una sola interrogantes, lo mejor es plantear esa única interrogantes para después obtener de ellas otras, tomando en cuenta las relaciones causa-efecto y efecto-consecuencia, a fin de subdividir el problema en un conjunto de subproblemas lo cual facilita el abordaje de la investigación a través de objetivos.

La forma para identificar que una interrogante de investigación está bien formulada es ver cuantas variables participan en la misma, lo correcto es que participe solo dos variables, una dependiente y otra independiente, si en una interrogante aparecen más de dos variables, se hace necesario formular dos interrogantes. Ejemplo:

¿Qué efecto tiene la variación del índice de precios en el nivel de venta y rentabilidad de la empresa Nuvezul durante el periodo 2005-2006?

Esta interrogantes parece ser simple, pero si lo observa con detenimiento es compleja, nota lo siguientes:

Variable independiente: hay solo una, la variación del índice de precios.

Variable dependientes: hay dos; la primera el nivel de venta y la segunda la rentabilidad.

Variables intervinientes: hay dos; la empresa Nuvezul y el período 2005 y 2006.

De esa interrogantes salen dos, lo cual hace más sencilla la investigación y el posterior establecimiento de objetivos. Tal como sigue:

¿Qué efecto tiene la variación del índice de precios en el nivel de venta de la empresa Nuvezul durante el periodo 2005 y 2006?

¿Cómo ha afectado la variación del índice de precios a la rentabilidad de la empresa Nuvezul durante el periodo 2005 y 2006?

Esta es una manera correcta de hacer la formulación del problema, también puedes observar que las variables intervinientes no son alteradas en cuanto a su participación dentro de la interrogante, no se hace porque ellas cumple la función de contextualizar la e el espacio (la empresa Nuvezul) y en el tiempo (el período 2005 – 2006).



En: No Categorizado
Permaenlace: CAPITULO I Formulación del Problema
Comentarios: 0
Leído 3213 veces.



Martes, 2 Junio 2009 11:36:15 GMT

CAPITULO I (Planteamiento del Problema)

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Plantear el problema de la investigación consiste básicamente en tres momentos, a saber son: Reconocimiento, descubrimiento y formulación. Estos momentos aparecerían de la siguiente manera: primero, debe reconocer los hechos clasificados preliminarmente y delimitados según algún criterio válido, sobre todo el de la relevancia. En esa labor se ha debido encontrar lagunas, incoherencias o cualquier otro detalle, es decir, ha hecho un hallazgo o descubrimiento de un problema.

Luego, tercer momento, se habrá formulado una pregunta muy concreta y correcta acerca de las causas que explique esa incertidumbre, esto es reducir el problema a su núcleo significativo. Una vez hecho todo eso queda por supuesto el desarrollo del resto, es decir, darle respuesta al problema plateado.

El planteamiento del problema puede provenir, bien, de la observación de hechos o factores imbricados en un proceso, pero que por la manera de presentarse, son incapaces de brindarnos una explicación satisfactoria de ese hecho, o también puede surgir como el resultado de experimentar y describir consecuencias en la aplicación problemática de una teoría.

Para realizar el planteamiento del problema se debe seguir los siguientes pasos:

1.- En el planteamiento se describe el contexto (“área” del problema) donde ocurre el hecho a investigar. Se seleccionan los datos relevantes o significativos relacionados tanto con la supuesta variable independiente como con la variable dependiente y se describen sus relaciones, en el sentido de cómo se presentan o cuándo según lo explicamos arriba.

2.- El planteamiento del problema es una etapa de la investigación no teórica que se caracteriza por ser descriptiva, analítica y objetiva. Sin embargo, las referencias teóricas dentro de este cuerpo pueden estar presentes para dar cuenta de alguna observación o para justificar alguna inferencia.

3.- Si se analizara el contenido (las palabras más usadas) dentro del planteamiento de un problema de investigación probablemente estas serían "se observa que"; y en un menor grado, "se infiere que".

Veamos un párrafo que recrea el planteamiento de un problema.

"...Se observó que la cátedra de metodología de la investigación atiende una población de 420 alumnos. La misma se encuentra ubicada dentro del pénsum de estudios en el segundo semestre sobre un total de diez. En una muestra seleccionada de 50 estudiantes (60% de sexo femenino y 40% de sexo masculino) se observó que el 85% de los alumnos obtenía en las evaluaciones de conocimiento una calificación superior a la calificación mínima aprobatoria, sin embargo, se observó que NO todos los estudiantes que habían sacado la misma calificación habían estudiado la misma cantidad de horas fuera del aula. Así el 43% de los estudiantes estudió por debajo del tiempo promedio y obtuvo una calificación aprobatoria, un 38% estudió por encima del promedio y también obtuvo la misma calificación aprobatoria. El 19% restante estudio por debajo del promedio y reprobaron la materia. Esto nos permite inferir que si bien es cierto que...."

En el párrafo anterior nos limitamos a suministrar datos objetivos descriptivos y desagregados (analíticos), pero que uno capta que forman parte de un todo, y cuya relación pareciera estar en contradicción con lo que uno esperaría de una manera intuitiva encontrar como lógico y simple que es que: "A mayor tiempo de estudio, mayores calificaciones".

En el párrafo que utilizamos como ejemplo evitamos dos cosas muy importantes que hubieran debilitado el carácter objetivo y sistemático de la investigación, lo cual, se calificaría como errores importantes de forma y de fondo.

La primera: Adelantar opiniones subjetivas en materia de relaciones causa-efecto sin tener prueba alguna de ellas y la segunda: Adelantar conclusiones sin haber demostrado nada aún.

4.- Otra manera alternativa de plantear un problema es siguiendo la formula OEP, que significa: UNA OBSERVACIÓN-UNA EVIDENCIA-UNA PROPOSICIÓN.

Veamos que significa lo anterior con un ejemplo adaptado de las expediciones que Mary Leaky realizó en el valle de Olduvai en busca del “Eslabón perdido” en 1960. “El terreno ocupado por el Zinjantrhopus tenía 315 metros cuadrados . Los materiales encontrado estaban en buenas condiciones, debido probablemente a que estos había quedado cubiertos por un manto de cenizas poco después de haber sido abandonado. Se encontraron 2470 artefactos. (Parece probable que el lugar halla estado habitado durante algún tiempo). “Esto nos proporciono la asombrosa revelación de que, (hace casi dos millones de años, la estructura social de nuestros antepasados ya incluía el concepto de <>“). En un espacio de 25 metros cuadrados se consiguieron preponderantemente objetos livianos y huesos pequeños triturados sin médula, lo que evidencia que nuestros antepasados utilizaban algún tipo de herramientas que les permitieran hacer estas cosas. En los alrededores de este espacio se encontraron artefactos voluminosos y muchos fósiles grandes. Interpretamos que (hace ya 1.750.000 años estos hombres se dedicaban a la caza. Se reunían en un lugar que consideraban su hogar)”.

5.-El Planteamiento del Problema debe escribirse de tal modo, que el lector interesado pueda hacerse por sí mismo una opinión independiente del problema, sin ser inducido por las opiniones de quién efectuó la investigación. EL ELEMENTO QUE MÁS CONTRIBUYE A ELLO SON LOS DATOS APORTADOS POR LA OBSERVACIÓN OBJETIVA.

Si del párrafo anterior se eliminaran selectivamente las observaciones objetivas, los datos aportados, el resto serían especulaciones infundadas, inaceptables en un trabajo científico.

El lector no sabría en que se apoya el autor para afirmar tales asertos. Esta ausencia de sustentación en observaciones, confinaría este escrito a una mera especulación. El escrito habría perdido su carácter de planteamiento del problema. La única pregunta que a estas alturas podríamos hacernos con base e lo leído es, ¿Y en qué se basa este señor para afirmar todas esas cosas?.

E n todas las inferencias nacidas de la observación objetivas emergen las “larvas” de los nuevos conocimientos, que soportados en pruebas y evidencias, posteriormente se “capitalizarán en el banco del conocimiento humano”. Estas inferencias nacidas de la observación es lo que se denomina hipótesis inductivas con las que a su vez se pueden construir las teorías científicas



En: No Categorizado
Permaenlace: CAPITULO I (Planteamiento del Problema)
Comentarios: 3
Leído 3017 veces.



Página 1 de 1. Total : 7 Artículos.

Juan Carlos Fuentes

Valencia, Carabobo, Venezuela

Mi perfil Completo

Mis enlaces

Archivo

«Junio 2009»
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Buscar

 



Blog Gratis para humanos.


Lic. Juan Carlos Fuentes Rivera